sábado, 1 de octubre de 2005

Lieva recupera el acueducto de riego para la Sierra


La Asociación Cultural Lieva ha finalizado ya la primera fase del proyecto de recuperación del acueducto de riego existente en Galaroza, situado al pie de la N-433. Las tareas han consistido en la limpieza de maleza y desbrozamiento de la gran cantidad de matorral que asfixiaba al monumento e impedía su visión. En ellas han participado numerosos socios y colaboradores de Lieva, que han contado con la ayuda de otros vecinos, como por ejemplo Juan José González, que dirige la empresa Ingeniería y Proyectos, y que ha facilitado algunos de los materiales empleados en la iniciativa. Los resultados han sido espectaculares, ya que se puede ya visualizar la casi totalidad del acueducto en todo su esplendor. Gracias a estos trabajos, se han podido apreciar determinados detalles constructivos que hacen el caso más interesante aún. Por ejemplo, por toda la parte alta del monumento transcurre una canalización que se encuentra en buenas condiciones, aunque con algunos tramos que habría que restaurar. En una amplia zona todavía se conserva la lieva original por la que discurría el agua desde el manantial, a veces reforzada con posterioridad con elementos de ayuda como tejas o productos más modernos. Pero lo más interesante en este sentido es la parte final de este trayecto, cortada en su día por las obras de la carretera, pero que todavía presenta una terminación muy elaborada, con una canalización cerámica de amplio grosor y extensión. La limpieza permite apreciar los dos grandes arcos con que cuenta el acueducto; el más pequeño podría tener una finalidad preventiva, ya que podría haber estado destinado a desaguar las eventuales crecidas de la ribera. El mayor de ello salva con majestuosidad la ribera del Múrtigas, también llamado río Ardila por la Confederación Hidrográfica del Guadiana. El permiso de esta institución ha sido obtenido por la asociación Lieva para afrontar estos trabajos, así como los del Ministerio de Fomento, demarcación de carreteras de Andalucía occidental, Parque Natural de la comarca serrana y Ayuntamiento de Galaroza. Además de estas licencias, Lieva ha tenido que pagar las correspondientes tasas y hacer frente a los costes de los trabajos. Continuando con la descripción arquitectónica del monumento, se aprecian hendiduras simétricas en los pies de cada arco, que se interpreta pudieran practicarse para una mejor construcción de los mismos, con el objetivo de fijar la instalación de andamios y artilugios similares. También parece vislumbrarse los restos de un tercer arco tapiado posteriormente, ya que hay una zona con materiales y aspecto distintos al resto del conjunto. Se confirman los datos iniciales al respecto de su antigüedad, que supera en todo caso los 200 años, su extensión que supera los 100 metros, y su finalidad para trasladar el agua desde el manantial de Fuente La Higuera tras pasar por una alberca típica de la zona. Esta agua habría servido para regar numerosas huertas en dirección a la población cachonera. La construcción está realizada en piedra, lo cual acentúa su calidad arquitectónica, y rematada con ladrillos en su parte superior, que encauzaban la lieva de conducción. Todavía restan por finalizar las tareas de limpieza de la parte inicial del acueducto y de su perfil derecho en el que se encuentra una alta chopea, así como la eliminación de los residuos producidos, una gran cantidad de zarzas y ramas que esperarán los permisos oportunos por parte de las instituciones competentes. Aún así, el monumento ya puede apreciarse desde la carretera, en dirección hacia Galaroza, lo cual anima todavía más a finalizar los trabajos que pudieran ampliarse con otros objetivos como la iluminación del monumento o su señalización. En los trabajos se han empleado herramientas tradicionales en su mayor parte, tales como corvillos, guadañas, sachos, etc., lo cual ha añadido mayor sabor tradicional a esta jornada que estuvo marcada por el agua y el mal tiempo. Además, se están requiriendo testimonios y datos procedentes de los más viejos del lugar para recoger en una publicación esta iniciativa y la historia sucinta de las huertas de la zona, que aportaron gran prestigio a pueblos como Fuenteheridos, La Nava o Galaroza. La Asociación Lieva también está preparando una proyección audiovisual que podría fundamentar una ponencia en las futuras jornadas de turismo rural que se celebrarán en Galaroza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar