sábado, 25 de noviembre de 2006

EL ENCUENTRO DE ESCRITORES SE CENTRA EN LA MEMORIA HISTÓRICA

El valle del Múrtigas, donde en palabras de Amador de los Ríos se levanta soberana la localidad de Galaroza, es un territorio recóndito donde el agua reina por doquier. La frondosidad de los bosques de castaños, los bosques galería que encajonan chopos y álamos y, en general, el colorido cromático de la zona no pasan inadvertidos al visitantes. Antes al contrario, este vergel atrae a la mayor parte de los turistas que se acercan a la comarca serrana.

Ante un panorama tal, no es extraño que los sentidos cobren una fuerza inusitada, que despierten sensaciones habitualmente ocultas y que la angustia vital de todos los días desaparezca al instante, aunque sólo sea momentáneamente. Esta eclosión de los sentidos se convierte en pilar fundamental para la producción literaria. La inspiración y la sensibilidad poéticas quedan al descubierto y fluyen, cual riberas desbocadas en día de tormenta, dando lugar a las más variadas creaciones.

La localidad serrana de Galaroza atesora estas cualidades, por lo que no es casual que aglutine a su alrededor numerosos escritores que le han dado fama. Jesús Arcensio Gómez es el más destacado y valorado de los escritores que este pueblo ha ofrecido a las letras andaluzas, aunque tras cada visillo puede descubrirse a un ocasional poeta cachonero cualquier tarde de invierno.

Con estas premisas, el pueblo se ha convertido además en impulsor de actividades literarias, como anfitrión idóneo para escritores, poetas, periodistas, narradores, dramaturgos y tantos cultivadores de las letras que tienen a Galaroza como referente territorial e inspirador.

A las veladas de poesía erótica, se ha sumado la edición de revistas culturales como la desaparecida “Rumor de Aguas” y el también tradicional Encuentro de Escritores que este año alcanza su edición número trece, centrada especialmente en la recuperación de la memoria histórica. En efecto, bajo el título genérico de “Así que pasen 70 años”, todo el programa girará entorno a la guerra civil española y a sus consecuencias, como demostró la inauguración que tuvo lugar ayer viernes. En este acto, se tuvo ocasión de escuchar las voces de la guerra, a través de una charla que protagonizó Manuel Moya, a la que siguió una lectura de la misma temática. Finalmente, Mario García se encargó de presentar el documental “La Guerra Civil en Aracena”, película histórica recuperada en la Filmoteca de Andalucía cuya proyección cerró la sesión inaugural.



A partir de hoy sábado se asistirá a actividades ya habituales en este proyecto, como las presentaciones de libros y las lecturas poéticas. Así, se presentarán 9 publicaciones como “A cielo abierto”, de Félix Lunar, “Hojarasca”, de Felisa Zarza, “Años de servicio”, de Manuel Moya, o “Poemas para una queja”, de Rafael Vargas. En cuanto a las lecturas, se podrá escuchar la obra de Manuel Pilar Romero, Ignacio Garzón, Juan Antonio Muñiz o Catalina Mora.

Este año se han programado numerosas comunicaciones centradas en la contienda fratricida del siglo pasado. Entre ellas podemos destacar “El exilio serrano de Bergamín”, de Angel Manuel Rodríguez, o “En recuerdo de Miguel Hernández”, de Augusto Thassio, gran conocedor de la vida y la obra de este poeta asesinado. También participarán el alcalde de Aroche, José Antonio Muñiz, con una comunicación sobre la recuperación de la memoria histórica en dicha localidad, y Mario Rodríguez, quien recordará las voces que contaron la guerra civil.

Las mesas redondas versarán sobre el potencial literario de la guerra civil, el compromiso de la mujer en la literatura, la literatura y el compromiso social, y en ellas participarán personalidades como Rafael Moreno, Rodolfo Recio, Felisa Zarza, Eva Vaz, Diego González o David Eloy Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar