lunes, 9 de abril de 2012

PRESENTADO EL NUMERO CINCO DE "RUMOR DE AGUAS"

Regresan las Las Tardes de Sierra Luz. Se trata de un programa de actividades bajo cuya denominación se agrupan presentaciones de libros y otras actividades socioculturales. El escenario es el Hotel Rural Sierra Luz de Cortegana. Pocos hoteles mantienen una actividad complementaria a su oferta turística como éste. Sus instalaciones acogen habitualmente exposiciones, muestras de artesanía, jornadas y conferencias en una programación que atrae aún más visitantes y que lo configura como un pilar importante en la sociedad serrana.


El acto ha consistido en la presentación del número cinco de la revista Rumor de Aguas, editada por la Asociación Cultural Lieva. Se titula Casinos de la Sierra e incluye una disección de algunos de los establecimientos de la comarca. La obra ha sido escrita por Miguel López Mojarro, que atesora una larga trayectoria como profesor, sociólogo y educador. Con más de quince publicaciones y una larga nómina de artículos en revistas especializadas, este investigador ha realizado un recorrido desde el punto de vista sociológico por los casinos serranos que, aunque breve por la extensión de la revista, ofrece trazos fiables de su verdadero significado.




Pretende recoger el simbolismo de los casinos en los pueblos del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, que han dejado indudable huella en los pueblos que los han acogido. Son muchos años de acoger el tiempo de muchos serranos que han dejado en ellos buena parte de sus vivencias.

En la presentación que tuvo lugar en el Hotel Rural Sierra Luz, Mojarro realizó un recorrido por algunos casinos, como los de Cortegana, a los que definió como "de los más importantes de la provincia", o el de Aracena, obra arquitectónica de Aníbal González. Destacó la estética y estilos decorativos de sus interiores y las características sociológicas de la vida desarrollada en ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar