martes, 24 de enero de 2017

Balance positivo de las I Jornadas de Patrimonio Industrial de Cortegana

Tras la celebración de la primera edición de las Jornadas de Patrimonio Industrial de Cortegana, llega el momento de hacer un balance de su realización. Esta actividad partió de un proyecto presentado por la empresa serrana ‘Vestigia. Patrimonio y Turismo’ al Ayuntamiento corteganés, accediendo éste a la realización de dichas jornadas bajo su financiación. El objetivo de las jornadas fue revalorizar el patrimonio industrial que atesora la población serrana, puesto que desde mediados del siglo XIX Cortegana se convirtió en un ejemplo de industrialización en el marco de la comarca serrana y de la provincia onubense.

Impulsora de este despegue industrial fue la industria corchotaponera que se afincó en Cortegana desde estos momentos y que fue ampliando su entramado industrial por las calles de un pueblo serrano de tradición agropecuaria. Paralelamente al avance de la producción corchotaponera se fueron desarrollando otras industrias, servicios y artesanías, que ya se venían desarrollando desde tiempo atrás, pero que toman impulso con los avances de la Revolución Industrial, destacando la producción de romanas, de aguardientes y anisados, y de la tradicional producción alfarera que desde tiempos modernos había convertido a Cortegana en un centro productor y comercializador de recipientes de barro. Si a ello sumamos la puesta en marcha de las minas de El Carpio, San Telmo y Confesionarios (Valdelamusa) en el último tercio del siglo XIX, todas localizadas en el término municipal de Cortegana, así como la mejora de las comunicaciones con el funcionamiento de la línea de ferrocarril Zafra-Huelva en 1889, Cortegana tenía todas las condiciones para su progreso socioeconómico de cara al nuevo siglo.
El primer tercio del siglo XX conoció el desarrollo de las anteriormente citadas actividades productoras, pero además tomó relevancia una nueva actividad que desde entonces ha paseado el nombre de Cortegana por la geografía nacional e internacional. Nos referimos a la industria de derivados del cerdo ibérico. No obstante la Guerra Civil y la Posguerra supusieron una contracción productora y comercial en consonancia con la del resto del país. En cambio, los años del desarrollismo se sintieron en Cortegana como un nuevo impulso empresarial que llevó a la localidad a convertirse en el primer foco industrial de la comarca y a superar los 8.000 habitantes, por encima de la capital de distrito, Aracena.
Si bien, desde los años setenta la inercia económica general y la involución del sector primario, del que dependían directamente las industrias corteganesas, hicieron mella en una actividad industrial que paulatinamente iría derivando en su crisis actual.
Con este devenir histórico, ‘Vestigia’ creyó necesaria la incentivación de ese pasado industrial identificativo de la localidad serrana, “para re-conocer y re-valorizar la historia y el patrimonio de una población que comulgó con las directrices de la industrialización desde los primeros momentos”. Asimismo, era hora de preguntar a los últimos industriales activos, reductos de ese próspero pasado, sobre la situación actual y las perspectivas de futuro de sus correspondientes sectores.
Las jornadas contaron con una exposición de rincones industriales y con una recopilación de fotografías del pasado industrial, a la que siguió una interesante mesa redonda compuesta por tres industriales de Cortegana que hablaron del pasado, del presente y del futuro de sus iniciativas y de los sectores que representaban: Miguel Ángel González (Matadero Industrial de Cortegana S.A.), Antonio J. López (Frenería y Romanas López S.L.) y Miguel Ángel Benítez (Corchos Manuel Benítez e Hijos S.L.).
En cuanto a las ponencias, una de las más destacadas fue ‘Las industrias y los servicios de Cortegana en las matrículas de Contribución Industrial (1846-1987)’, impartida por el historiador local y creador de ‘Vestigia’, José Francisco González Vázquez, quien expuso la importante información para la historia local de las industrias y servicios de Cortegana, datos conservados en el Archivo Municipal de Cortegana.
Tanto la mesa redonda como la ponencia se desarrollaron en la Sociedad Gran Casino y la Sociedad Nuevo Casino de Cortegana, respectivamente, ejemplos activos de la irrupción social de la industrialización en este municipio serrano.
Otras actividades desarrolladas fueron las visitas guiadas a la “Cortegana Industrial” y a los mataderos y secaderos de Cortegana (“Cortegana Ibérico” de F. y G. Alcaide Cera S.L. y “Jamones Lazo”), llevadas a cabo por ‘Vestigia’; el concierto “Añoranzas” (patrimonio musical de Cortegana) con María José Pérez (primer premio Lámpara Minera 2015) a la voz, Paco Roldán a la guitarra, Aloui Shirin al violín y El Chupete a la percusión; y la master class para niños de cerámica tradicional desarrollada por Enrique Vázquez e Isi Coronado de Alfar Peñalta.
Todas las actividades programadas gozaron de la satisfacción de los asistentes, que insistieron en la importancia y trascendencia del proyecto, así como lo gratificante que resultó recordar la historia de Cortegana materializada en las exposiciones, ponencias y visitas.
En definitiva, actividades que volvieron a dotar de protagonismo a las industrias de Cortegana y que pretenden ser un primer paso para incentivar la identidad de Cortegana con su pasado industrial de cara al turismo y al desarrollo del tejido empresarial corteganés, con miras a una segunda edición que vaya consolidando estas jornadas de conocimiento y desarrollo dentro del marco de actividades del otoño del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar