miércoles, 18 de enero de 2017

La Sierra queda bajo cero aunque no se prevén nevadas

La Sierra vive unas jornadas de intenso frío, provocado por la masa gélida continental que ha llegado a la provincia onubense en estos días. Según la Agencia Estatal de Meteorolgía, la ola de frío será la más intensa desde 2005 y en la comarca serrana se está dejando sentir con más fuerza que en otras zonas de la provincia. Galaroza también está pasando esta ola de frío.

En municipios como Aracena o Cortegana se están dando temperaturas mínimas de tres grados bajo cero, igual que en la localidad jabugueña de El Repilado; menos cuatro en Aroche, y en general en todas las poblaciones el termómetro caerá por debajo de los cero grados en algunos momentos del día. Especial protección habrá de tenerse en las horas finales y en las primeras de la mañana, ya que se darán heladas generalizadas. Durante las horas centrales del día, las cifras máximas no superarán los 6 grados, aproximadamente.
En Galaroza se ha notado una constante en la Sierra, y es que el fuerte viento del norte reinante en esta semana eleva la sensación térmica; la temperatura esta mañana en la localidad cachonera era de -1, aunque la sensación se elevaba a -5.Las tareas agrícolas se están viendo afectadas, como le sucede a la poda del arbolado. Algunos agricultores señalan la peligrosidad de subir a un castaño helado, a pesar de las medidas de seguridad que se toman en estas faenas del campo serrano.
En cuanto a las heladas, no son mayores que las habituales en esta época del año, ya que al no haber llovido recientemente no hay humedad suficiente para helar el campo. Se trata en estos casos de heladas terreras, como se denomina en la zona cuando el terreno se congela pero no se pone blanco.
No obstante este panorama, no se prevé que nieve en la comarca, ya que no se esperan lluvias a corto plazo. La última nevada importante en la comarca se produjo en 2006, que repitió con mayor intensidad la que se había dado el año anterior. También en 2010 cayeron copos de​ nieve en la zona y, finalmente, fue en 2013 cuando el blanco elemento visitó la Sierra, aunque de forma leve.
Esta situación está agravando los casos de gripe, incrementándose las visitas a los centros de salud, especialmente por parte de los grupos más afectados, como son niños y personas mayores. Para atender esta demanda, la administración sanitaria ha reforzado los servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar