martes, 21 de febrero de 2017

Maribel Rabadán publica su primer libro de cuentos, ‘Lluvia de algodón’

Huelva está dando últimamente muchos libros a la imprenta. La existencia de colectivos literarios, de editoriales comprometidas y de autores deseosos de sacar a la luz sus creaciones, está provocando una ebullición muy intensa. Una de estas escritoras es Maribel Rabadán Martín, quien ha publicado su primer libro, titulado ‘Lluvia de Algodón’. La primera presentación de esta obra ha sido en Cortegana, Sociedad Gran Casino, una entidad que está apostando fuerte por la cultura, y donde se han celebrado recientemente la presentación de ‘Polvo’, el nuevo libro de Augusto Thassio, o los libretos de ‘Los cantes de Cortegana’, interpretados por Mª José Pérez y Paco Roldán. 
Nacida en Huelva, pero originaria de La Corte, una pequeña pedanía corteganesa  donde pasó su infancia, Rabadán estudió la carrera de Magisterio por Educación Infantil en la Universidad de Huelva. Su trabajo le ha llevado por diferentes lugares de Andalucía como Córdoba, Málaga, Cádiz, y actualmente reside en Sevilla, donde trabaja en el centro CEIP Manuel Siurot, centro de compensatoria.


Empezó a escribir hace varios años, “porque no me gustaban muchas cosas de las que ofrecían las editoriales y con las que contaba en el mercado”, nos cuenta. Progresivamente fue descubriendo su vena creativa y tomó conciencia de que sentía el gusanillo de  seguir escribiendo. De esta forma, “comencé a juguetear con el lenguaje, con la imaginación y a crear más y más; primero compuse poesías, relacionadas con la temática que trabajamos en el colegio, y después me inicie en la prosa, con cuentos cortos variopintos”. Maribel ha ido escribiendo siempre en función de las necesidades del momento.
La temática de sus cuentos y poesías “son fruto de la suma de mi faceta pedagógica y la faceta de mujer de campo, pues me he criado rodeada de naturaleza, animales, huerta, hortalizas… que están presentes en gran parte de mis creaciones, tanto poesías como cuentos”.
Se siente una apasionada de su trabajo y lo hace con profunda vocación, ya que “a pesar de los tiempos que corren, difíciles para la reputación de esta profesión, no por ello las fuerzas decaen, todo lo contrario, se lleva a cabo con más ganas, y la literatura no es más que una forma de compensar, no solo a mí, sino también las necesidades y carencias de algunos niños, que se ven fascinados por mis creaciones”.
“Hoy día puedo decir que en la búsqueda de mi vocación, he encontrado otra, que me proporciona gran ilusión y disfrute”, confiesa la escritora corteganesa.
 Desde hace aproximadamente un año tomó la decisión de publicar parte de sus cuentos, alentada por algunas personas de su entorno que han valorado de forma positiva su trabajo. De esta forma, no sin dificultades, nació ‘Lluvia de algodón’, “basado en las emociones, tema muy candente hoy en día, trabajando también valores e intentando dar un mensaje positivo de las cosas”.
Las emociones que se pueden encontrar en el libro son variadas, pues consta de 16 cuentos, “algunas de ellas son difíciles de expresar por los niños y de trabajar por los adultos, como la envidia, el odio, la aceptación, la satisfacción, la ternura…”, según su autora.
Aunque lo importante de esta publicación son los mensajes, Luís Rizo, pintor sevillano de conocida trayectoria artística, ha sabido casar perfectamente en sus ilustraciones inéditas las historias que Maribel Rabadán ha querido transmitir.
Escribió los cuentos para niños de infantil a partir de cuatro años, pero “con mi práctica docente estoy comprobando que también es del gusto de chicos más mayores, pues como yo siempre digo, a nadie amarga un cuento, y puede ser un libro de mucha utilidad desde el punto de vista didáctico, como ayuda para familias y docentes”.
Ha sido publicado por la editorial ‘Letrame’, y el libro colabora con la organización no gubernamental ‘Save the children’, lo cual aumenta la dimensión social de esta iniciativa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar