jueves, 1 de junio de 2017

Chema García presenta su novela minera en Lisboa

Tierra de cobre y sangre’, novela que relata una parte importante de la historia de las minas de Huelva entre 1873 y 1936, escrita por José Manuel García Durán, se presenta el día 3 de junio en Lisboa. Será en el marco de la Feria del Libro de la capital portuguesa que se desarrollará en el Parque Eduardo VII. Tan sólo seis meses después de su lanzamiento, Chema García consigue un gran hito para su publicación, tras haber pasado por Sevilla, Aracena, Minas de Riotinto, Nerva o Zalamea la Real y presentar un libro repleto de emocionantes episodios y un cuidado diseño para el que el artista cachonero Rafael Lobo diseñó la portada.

La novela, que ya tiene su segunda edición prácticamente lista, “es una de las infinitas historias que permanecen calladas bajo el latido cárdeno de los cerros de la cuenca minera de Riotinto”, según su autor.  Chema nació en Minas de Riotinto, y desde siempre le había fascinado el paisaje  de la comarca minera, su luz, sus colores y, “sobre todo su silencio”. En 2009, comenzó a interesarse por la historia de las minas y, tras seis años de estudios y acopio de información, decidió sacar a la luz una historia que lo terminó cautivando.
David Avery, Lucas Aldana, Rúa Figueroa, Flores Caballero, Ferrero Blanco, Cobos Wilkins y un sinfín de autores inspiraron una historia que Chema ha sabido hilvanar con esmero y cuidado para que parte de la historia de las minas llegue al lector de una forma amena y novelada, respetando la verdad pues, como el autor reconoce “cada minuto de realidad de la cuenca minera supera, con creces, cada siglo de ficción que uno alcance a imaginar”.
El relato arranca en un momento trascendental en la historia contemporánea de la provincia de Huelva, la compra de las minas riotinteñas en 1873 por la Riotinto Company Limited. Bajo el mandato de los ingleses las minas de Riotinto llegaron a convertirse en una de las principales productoras de cobre a nivel mundial. Pero, como apunta Chema, “no todo fue cobre en aquellas tierras, fue mucha sangre la que se vertió y terminó mezclándose en las aguas púrpuras de sus ríos”.
La llegada de los ingleses, la construcción del ferrocarril que conectaba las minas con el puerto de Huelva, el problema de los humos y la inestable convivencia entre dos formas de vida que se vieron obligadas a convivir en la misma época y comarca, el fatídico cuatro de febrero de 1888, los conflictos sociales y laborales de las primeras dos décadas del siglo XX, la Dictadura de Primo de Rivera, la proclamación de la Segunda República, el estallido de la Guerra Civil Española,… La comarca minera fue un fiel reflejo de toda la convulsión en la que se vio envuelto el país entre 1873 y 1936, y ‘Tierra de Cobre y Sangre’ desgrana muchos de los acontecimientos que tuvieron lugar en aquel rincón del mundo que fueron las minas, “donde cada tonelada de cobre que se producía llevaba consigo el derramamiento de sangre, sudor y lágrimas”.
A pesar de ser un escritor novel, la trayectoria literaria de García Durán comenzó durante la adolescencia, cuando se atrevió a escribir sus primeras letras, “sencillos poemas dedicados a amores imposibles que se fueron cubriendo de polvo y nostalgia”. Tras estudiar la carrera de Ciencias Biológicas, continuó escribiendo secretamente, regresó a Aracena, donde se había criado, y comenzó a investigar la historia de las minas y del lugar que lo vio nacer. Tras varios años de trabajo, consiguió publicar la novela que este fin de semana se presenta en Lisboa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar