sábado, 3 de junio de 2017

Galaroza celebra la Romería del Talenque en honor a la Divina Pastora

Galaroza se marcha de romería en honor a la Divina Pastora los días 10 y 11 de junio, para rendir culto a una de las imágenes más hermosas con que cuenta el patrimonio religioso cachonero; no en vano, una de las personas que más fervor le tuvo, el recordado Fray Alberto de Galaroza, la denominaba como una joya del barroco labrada por Cristóbal Ramos a finales del siglo XVIII.

Tras el Triduo previo, todas las miradas están puestas ya en la mañana del sábado 10, cuando a las  9:30 horas se produzca la misa de romeros y se concentren los peregrinos, los caballistas y las carretas para dirigirse hacia El Talenque.  Tras las paradas de rigor, la convivencia se hará dueña del recinto, y también la devoción, demostrada por ejemplo sobre las 22:00 horas, en que se rezará el Santo Rosario por entre la arboleda del Talenque.


El domingo por la tarde tendrá lugar la salida, la vuelta al pueblo, donde se llegará aproximadamente sobre las diez y media de la noche. Tras su entrada, la comitiva se dirigirá hacia la Ermita del Carmen, donde se rezará la Salve. Posterormente, se hará la  bajada de la Divina Pastora desde la Ermita del Carmen hasta la Parroquia de la Purísima Concepción.
                                                                     
Este año, la Hermandad se ha sumado al homenaje que Galaroza y Navahermosa rinden al tamborilero Marcelino Moya. Además de haber incluido en el cartel anunciador un emblema sobre la efeméride, se realizarán toques simbólicos de tamboril en homenaje a Moya en diversos momentos del camino.

La romería de la Divina Pastora de Galaroza se inició hace ahora veintidos años, en 1995, por iniciativa de quien posteriormente fue la primera Hermana Mayor que tuvo el evento, Felisa Tristancho Valle. Los inicios fueron sencillos y humildes, ya que se empezó montando una caseta para todo el mundo y a partir del siguiente año ya se instalaron casetas por todo el recinto romero. El año de mayor apogeo de este acontecimiento se llegaron a montar hasta 32 casetas, aunque en la actualidad se instala sobre una decena.

El lugar escogido no pudo ser más acertado. El Talenque es uno de los rincones naturales más importantes de la comarca serrana, ya que alberga uno de los últimos bosques de robles melojos que quedan en la Sierra. Por ello, es un pulmón natural al que rinden homenaje los romeros y multitud de visitantes cada año.

El desarrollo de la fiesta también ha cambiado en varios aspectos. En los últimos años, se han incrementado los actos previos, que mezclan devoción y entusiasmo en las calles, con traslados de la talla y procesiones. De esta forma, desde el año 2007 se traslada a la Divina Pastora desde la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción hasta la ermita del Carmen, donde se celebra el Triduo.

También se ha modificado el calendario romero, ya que en los años 1995 y 1996 solo había un día de romería, por lo que no se hacía noche en El Talenque. Fue a partir de 1997 cuando se añadió otro día, mejorando la convivencia por la noche. Asimismo, el recinto romero ha experimentado cambios, ya que en los inicios se montaban las casetas en el llano del Talenque y fue, concretamente, en 2008, cuando se trasladaron al interior del merendero, con una sombra mucho más amplia y un mejor ambiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y te responderemos a la mayor brevedad. Gracias por participar